Loading...

Revista Diciembre 2016

REVISTA DICIEMBRE 2016


STAFF


Dirección: Lic. Mariela Sánchez

Editor Responsable: Lic. Romina Sánchez

Ilustración: Juan Soto

Diseño y creación: Cuatro Tintas DCV - Paula Sánchez - Raúl Adyudé

A LOS COORDINADORES


Todos escribimos. Los partipantes, los estudiantes, los coordinadores.

La experiencia del Taller de escritura "Palabras que abren puertas" nació de un deseo de hacer hablar de otro modo, basado en el Taller realizado en la Unidad Nº 26 -2013- se invitó a parcipar a algunos psicólogos que trabajan con sujetos en contextos de encierro: de Sanidad, del Patronato de Liberados, del PIATJA.

Al conversar con ellos, cada encuentro dejaba al descubierto la necesidad de hablar que tenían nuestros colegas de su prácca en la cárcel. Nuestra disciplina nos ha enseñado que la palabra humaniza, cuando circula. De este encuentro surgieron nuestros coordinadores del taller, constuyéndose un Equipo de Trabajo a lo largo de este año sin precedentes, cada uno tomo el proyecto y lo hizo crecer, madurar, alimentar y repensarlo incesantemente.

De allí nacieron las Praccas Profesionales con estudiantes avanzados de la Facultad de Psicología UNLP siendo los responsables de la transcripción de todos los escritos para su publicación, en simultaneo fueron abriéndose puertas inesperadas: Invesgaciones, Proyectos para extensión Universitaria, Jornadas de Trabajo con los Estudiantes, nuestra parcipación en el Encuentro de escritura organizado por la UBA donde comparmos nuestra experiencia con colegas de diversas disciplinas.

Nuestros coordinadores con su entusiasmo y compromiso hicieron posible que estemos por leer "Palabras que abren puertas II".

Nuestra revista no podría ser sin ellos, son su cuerpo y su palabra que hacen posible estos poemas, estos tesmonios y esas ficciones…

Más que agradecida por descubrir que podemos trabajar de otros modos con el padecimiento humano.

EDITORIAL


Escribe Equipo Interdisciplinario "Palabras que abren puertas"


Lic. Anabela Bracco:

Transitar el Taller "Palabras que abren puertas" ha dejado como saldo efectos de sorpresa que vivificaron y humanizaron a más de uno de los parcipantes.

Inmersos en el ruido ensordecedor de las rejas, los chapones y los gritos, emergió el silencio, pero no el de la tumba, sino un silencio que acompañó la producción singular de la escritura. Un silencio presente ya en el sin consigna del taller que dio lugar a la palabra, al valor de sus propias palabras, de sus decisiones y elecciones, subjevándolos de algún modo. La escritura ya no estaba oculta, escondida; se hizo visible, oíble y con ella las voces de cada uno de los parcipantes.

Ser nombrados de otro modo que "presos", encontrar un otro lugar que el del encierro, fueron bocanadas de aire que los liberaron de a ratos del peso del sistema carcelario. Y sus escrituras dan cuenta de ello.

Ofertar la presencia del cuerpo en un lugar como la cárcel ha sido también una sorpresa en mí pracca analíca. No se trató de cualquier presencia, sino de la presencia del deseo del analista, que estaba allí sosteniendo la apuesta de causar el deseo de estos jóvenes.

Dirán los lectores, si algo de esto fue posible.


Lic. Goncalves de Sousa, Magdalena - O.s.t Haurigot, Flavia - Lic. Saggese, Victoria:

Proveniente de una lectura por retroacción, afirmamos que el taller tuvo que ver con una crónica ancipada, de un espacio fundado para "abrir", para generar, para irrumpir, para causar...

El taller que tuvo lugar en nuestra unidad sanitaria n°10 "Palabras que abren puertas", se realizó fácticamente en tiempo y forma, pero lo que allí sucedió, no.

Cada encuentro, escandía un empo que dejó de cronometrarse, circunscribía un espacio topológico diferente, donde el adentro y el afuera de cada integrante se confundía en sus palabras. Aquellas palabras que resultaron ser sonoras, animadas, coloreadas, cantadas...

Palabras que dibujaron el afuera, que los liberaron, que los reconectaron con su singularidad, que los alejaron de su pesar o que lo delinearon en el mismo movimiento.

Palabras escritas y leídas. Palabras pensadas o fluidas, descarnadas, intangibles...

Palabras habladas o figuradas, evocadas... palabras para ser escuchadas y otras para ser leídas en su voz.

Palabras que "abrieron" a producciones escritas, que siendo publicadas para ser leídas por otros, hicieron consisr, por un momento, un nuevo lazo al otro.


Lic. Paola del Giorgio:

Henos aquí con el segundo ciclo de un Taller en el que se juntan a escribir. Cada uno en su soledad.

Transformando la dificultosa incerdumbre de la hoja en blanco en una creación; en producciones escritas que se pretenden "palabras que abren puertas" y que invitan, en esta ocasión, a ser leídas y, de ese modo, a hacer la experiencia de convertir la escritura en lectura.

Otra creación. Quedan invitados!


Lic. Karen Lucero:

La segunda edición del taller en la Unidad n°| 8 no fue sin la primera. Las resonancias del primer taller hicieron eco en el segundo… efecto aprés coup?

El rasgo en esta Unidad fue el obstáculo, en la primera edición fue la dificultad de encontrar un lugar, principalmente, en ésta se suscitaron varios, como el requerimiento de visar la anterior revista para que circule entre las parcipantes, la tardía autorización para el ingreso de las pasantes, las constantes superposiciones de otras acvidades muy convocantes en el penal que eclipsaron al nuestro…En fin, el taller arranco con muchas puertas cerradas, pero una estaba abierta y era la que se había abierto en el anterior taller.

La mayoría de las talleristas fueron las que ya habían participado y las otras habían escuchado algo de este. El efecto retroactivo del primero construyó al segundo y eso se vio en la emoción de una de las participantes cuando leyó su producción plasmada en la primera revista…

Las mujeres que participaron en este taller, tanto pasantes como talleristas se rebelaron ante el escollo instucional, siempre hay un intersticio en la institución total donde uno puede desplegar la creatividad y de eso se trata.

Cárcel de mujeres, mujeres que existen una por una, que se las arreglan con ese sufrimiento codiano. Estas mujeres escribieron a un otro y eso ya es un comienzo…


Lic. Andrea Ávila:

El taller "Palabras que Abren Puertas", es una experiencia incalculable.

En cada encuentro, cada partcipante se va acercando a hacer algo con la "sin consigna". Se pone a trabajar, a desplegar algo de su singularidad a través de la palabra escrita.

Aparece cada uno, uno por uno.

Sorprendiéndose a sí mismo y a los otros, por la producción singular y por el sentise como estando afuera.

Será la puerta que se abrió?


Lic. Romina Sánchez:

Haber atravesado el taller "Palabras que Abren Puertas" fue una experiencia enriquecedora y sorprendente. Se les brindo un lugar para ser escuchados y ser leídos, el poder sostener ese lugar permitiósuperar la sorpresa del sin consigna, el hecho de encontrarse con la hoja en blanco los dejó perplejos, pero poco a poco con la circulación de la palabra fueron apropiándose de esa hoja para poder dejar en ella una marca singular.

En el espacio del taller las palabras circulaban con los intereses, miedos, anhelo, de cada uno, palabras que les dieron, para algunos quizás, la posibilidad de abrir una puerta.

Muchos escribían en la soledad de sus celdas, otros en el espacio del taller, cada uno con sus tiemposy respetando al otro más allá de sus diferencias. En este espacio dejaron de ser uno más del montón para pasar a ser los protagonistas de sus historias, historias que tienen un nombre propio.


Lic. Sabrina Peluso:

El Taller propicio que desde la grupalidad surgiera allí donde la uniformidad es casi ley, la singularidad más intima, propicio a través de la palabra escrita que emergiera el sujeto, aquel sujeto que tienealgo para decir de su historia y también para dar y comparti. Palabras que abren Puertas...el acto de la palabra como medio para derribar barreras, celebro estos espacios.


Lic. Daniel Paratore:

Llevamos a cabo el taller de escritura "Palabras que abren puertas" en la Unidad N° 1 de Lisandro Olmos, siendo ésta la primera oportunidad de realizar esta experiencia.

Junto a los partcipantes que se aventuraron a la escritura y los estudiantes, fuimos dándole forma al taller, escribiendo, leyendo, hablando, escuchando. .

..Apostando a la creación y promoción de vínculos sociales a través de la circulación de la palabra, consttuyendo y comparrendo historias, vivencias, decires, dando lugar a que algo de lo singular de cada uno encuentre un lugar en lo colectvo de esta experiencia más allá de los muros… escribiendo y abriendo puertas hacia el contexto social en el que se está inmerso.

UNIDAD 54 - FLORENCIO VARELA

Sección: P.I.A.T.J.A. “Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes- adultos”

Coordinadora: Lic. Bracco, Anabela


Alumnos:

Failache Ugarte, Andrés - Medina, Maximiliano Gabriel


EDITORIAL


15 jóvenes, 15 escritores, 5 encuentros. 5 viajes hasta la unidad 54 de Florencio Varela, desde La Plata. Muchas preguntas. Varias inquietudes.

¿Qué tpo de texto íbamos a encontrar en la experiencia? Intentamos explorar la situación, qué hacer con nuestro saber, con nuestra experiencia previa, con nuestras lecturas. Qué hacer en una cárcel.

Existe un momento puntual, clave, que da en la tecla para comprender la experiencia, para resignificarla. Un escritor nos pregunta qué vamos a hacer nosotros como futuros psicólogos. No importa mucho lo que hayamos respondido, sí importa la siguiente pregunta: "¿Cuánto tiempollevan estudiando?". El tiempo, factor predominante.

El tiempocomo referencia ineludible. El tiempo como todo. O casi todo. El tiempoque distancia, que separa de todo lo demás. El tiempoque se hace cuerpo, que desgarra la integridad. El tiempo como límite, como punto que marca lo que fue de lo que pudo haber sido.

No podemos en estas líneas transmitirnuestro recorrido. Una breve editorial no alcanza. Sí podemos intentar poner en palabras algo de lo que nos afectó como participates. Sí podemos intentar presentar, por más que nunca alcance, los relatos, fruto de un esfuerzo de cada escritor, de la profesora a cargo, de personas del servicio, quienes colaboraron en armar el aula, en conseguir sillas, mesas, en brindarnos el espacio, en que nos sintamos cómodos.

Cada texto porta presencia y potencia. Cada relato tiene su historia, sus matices, sus imágenes, su música, su ritmo. Cada poema es un don, un regalo al destino, a quien sea que lo lea. Cada letra tiene múltiplesenentidy por ese motivoimplica al lector. Es la rebeldía de la escritura que atraviesa muros, que lleva a pensar en la familia, en el hijo, en la amada, en la calle. Es la reja que contienecuerpos pero no es la reja que contiene textos. Y fue en este espacio donde algo para cada uno de los escritores se le reveló.

La libertad de la consigna que se propuso el taller, sorprendió a los jóvenes, y rompió algunos rígidos modelos que se les imponían. ¿Cómo plasmar en el papel sus propias voces, sus palabras? Con el transcurso de los encuentros, la consigna pasó de ser una sorpresa, e incluso una inquietud, a dar lugar a la singularidad de los escritores, a habilitar la potencia de las voces de cada uno como una forma de rescatar sus historias.

Fue desahogo. Nosotros pesamos en un orden. En el vacío de la celda algo se va ordenando, encadenando imágenes, sonidos, sensaciones, ideas que pueden pasar al papel o quedar guardados en la memoria para jugar en el taller. O no, o simplemente que aparezca en la hoja, en el encuentro. Que algo suceda y así de repente se convierta en poema. "El arte organiza el vacío", citando a Lacan.

Cada escritura tiene su mensaje, su cuerpo, su singularidad. La apuesta del escritor: romper un imaginario social respecto de personas privadas de su libertad. Cada texto importa una clave: la de cada quien. Es por esto que presentar la serie de lecturas que se van a encontrar a continuación no tiene nada de explicativo. Es una presentación tan propia como cada lector.

El taller llevó a los escritores a pensarse, a mirarse, a sentirseparte. Encontrar ciertos puntos desde los cuales sus palabras se dirijan a un otro y trasciendan muros. Y ahí la importancia del mensaje singular que transmitir:¿quién es ese otro?

Habiliten su cuerpo a dejarse llevar por la sensible apuesta de cada escritor.

Failache Ugarte, Andrés - Medina, Maximiliano Gabriel

UNIDAD 10 - MELCHOR ROMERO


Coordinadoras:

Lic. Goncalves de Sousa, Magdalena - Ost Haurigot, Flavia - Lic. Saggese, Victoria.


Alumnas:

Arce, Marcia - Assieu, Camila - Burgardt, Diego


EDITORIAL


"Grandes poemas de pequeños autores", una de las frases que nos dejó este recorrido por el taller "Palabras que Abren Puertas" realizado en la Unidad Penitenciaria Nº 10. Un taller de escritura, coordinado por psicólogos/as del servicio de Sanidad, con nuestra partcipación como estudiantes avanzados de la carrera de psicología. No estábamos para "enseñar a escribir", como maestros, sino como psicólogos para brindar un espacio en el que por medio de la escritura se dé rienda suelta a la imaginación, a la creación "sin censura", escribir sin consigna específica, "escribir a un otro". Al principio, un recorrido un tanto incierto, pero en el que poco a poco fueron y fuimos dejándonos llevar, "escribir para sacarse un poco la mochila", "…cosas que a veces cuesta expresar hablando". Más allá de la condición de privados de su libertad, del encierro, ésta no llega hasta su imaginación, no limita la potencialidad creadora, "…en mis sueños, en mi imaginación, soy libre", al menos eso es lo que quisimos trasmiti, que podían ser libres, que ese espacio estaba pensado para que sean libres en su imaginación, en sus sentimientos y dejen fluir sus pensamientos e ideas. Esto se vio reflejado en otra de las frases que nos parece oportuno compartr y que dice mucho más de lo que nosotros podemos transmitir de esta hermosa experiencia: "…al mirar por la ventana no hay precinto que me puedan poner".

Así fue que las palabras pudieron abrir puertas, puertas a la creación de las más variadas y ricas producciones, que movilizan subjetividadesy dejan marca: poemas, canciones, relatos, cuentos, escritos y propuestas sociales y polítcas; que invitamos a leer, dejándonos afectar…

Marcia Arce - Camila Assieu - Diego Burgardt

UNIDAD 45- MELCHOR ROMERO

Programa Casas por Cárceles

Coordinadora: Lic. Del Giorgio, Paola (Patronato de liberados).


Alumnas:

González Bauer, Natalia - Gutt, Eliana - Ischuk, Paula


EDITORIAL


En el presente capítulo se expondrán distintas producciones realizadas en el marco del taller de escritura, por parte de los internos que se hallan en la Unidad Penal n°45 del Servicio Penitenciario bonaerense, ubicada en la localidad de Melchor Romero, del partidode La Plata. En dicho taller, participamostres pasantes de la Facultad de Psicología (U.N.L.P), además de la coordinadora del taller, y un grupo de jóvenes adultos del anexo régimen semiabierto.

En el devenir de cinco encuentros, con frecuencia semanal, hemos tenido la oportunidad de construir un novedoso espacio con los jóvenes, en el cual los mismos pudieron comenzar a correrse del lugar de ser hablados por otros, de responder permanentemente a las órdenes que se les imparte. Así, en el marco del taller, la particularidad de que no había una consigna específica sobre qué escribir, habilitó que los sujetos pudieran elegir libremente qué deseaban expresar en el papel, pudiendo dar rienda suelta a su creatividade imaginación. En este sentido, se dio lugar a que los sujetos pudieran tomar la palabra y desplegar su subjetividadmediante la escritura, dejando plasmada su marca singular en distintos tipos de narraciones, tales como cartas, cuentos breves, poesías y una canción.

Ahora bien, los efectos impensados que comenzaron a producirse, no sólo tuvieron repercusión en la subjetividadde los jóvenes, sino también en la de las pasantes. Gracias a esta hermosa experiencia, nosotras pudimos avanzar de manera considerable en la incesante búsqueda por desprendernos tanto de prejuicios ideológicos como de concepciones moralistas, para poder posicionarnos -no sin gran dificultad- en el lugar de una escucha genuina de lo que cada sujeto tienepara decir, priorizando desde la perspectva psicoanalííca la singularidad.

González Bauer, Natalia - Gutt,Eliana - Ischuk, Paula

UNIDAD 8 - LOS HORNOS


Coordinadora: Lic. Lucero, Karen.


Alumnas:

Bertozzi, Luisina - Del Castaño, Melina - Goinhex, Vanina


EDITORIAL


Nuestra experiencia en esta unidad estuvo atravesada casi constantemente por la incertidumbre,por la presencia de una posible imposibilidad de llevar a cabo los objetivos del taller debido a los obstáculos que se fueron generando en la cotidianeidad de la actividad en el transcurso de habitar un nuevo espacio para nosotras.

Las significaciones que cada una traía consigo también hicieron su aparición, para luego transformarse a partirdel encuentro con la realidad de la insstituciónde las personas que trabajan en ella, y de las mujeres privadas de su libertad que viven día a día en este lugar.

Felizmente pudimos llevar a cabo lo que nos convocaba, brindar un espacio que abre y visibiliza las singularidades, en un contexto donde lo que insiste es la clasificación y universalización de las subjeevidades, impidiendo que las palabras abran puertas…

Luisina Bertozzi - Melina Del Castaño - Vanina Goinhex

UNIDAD 45 - MELCHOR ROMERO

Sección: P.I.A.T.J.A. “Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes- adultos”

Coordinadora: Lic. Andrea Ávila.


Alumnas:

Argañaraz, Mariana - Bovcon, Mayra Giselle - Pereira Suarez, Alfredo


EDITORIAL


En el marco del taller de escritura "Palabras que abren puertas", conocimos a once internos de la Unidad nº45 de jóvenes y adultos. Nos encontramos en un lugar, en un espacio, cada miércoles a acompañar a los chicos a producir una historia. La hoja en blanco por un lado, una lapicera en la mano, y una consigna: escribir pensando que un Otro lo leerá.

"¿Qué puertas puede abrir sus historias?" Ellos nos preguntaron "¿Hacia dónde van?" No lo sabemos, no tenemos dimensión del efecto que pueden producir. Que su historia sea leída, que esté dirigida a Otro, fue una motvación para ellos que les permitó volcar parte de su historia.

Cada miércoles, pudimos ir construyendo un vínculo, donde les brindamos la libertad de expresar y contar. Nosotros como futuros psicólogos pensamos al sujeto partendo desde la potencialidad de cada uno y no como objetos de la observación y control, sino un sujeto que puede pensar (se) y producir, contar y aliviar en un proceso de singularización donde emerja la singularidad de cada uno. De ver al sujeto no desde la falta, si no tomar como punto de partda el interés y las ganas que tuvo cada interno por manifestar su historia. En un sistema de reglas, de normas, es el taller una oportunidad que abre la puerta a un espacio de creación, que produzca placer y que permita al interno crear, cortando con la lógica de la repetción para que algo de lo nuevo aparezca.

Enmarcado en las prácticas de la facultad de psicología, el taller fue una experiencia nueva, para entre otras cosas, pensar nuestro rol como futuros psicólogos, desde otro tpo de disposiivo, insertándonos en la sociedad desde un lugar en el que no estamos acostumbrados.

Abriendo un campo que tenemos que apropiarnos y defender, donde hay mucho por hacer, donde hay mucho por trabajar y conocer. Romper con imaginarios y trabajar allí donde hay un sujeto que padece, un sujeto que sufre, pese a que nuestra practca en algunos espacios"molesta" e "incomoda" siendo una responsabilidad que debemos asumir, en la cual tenemos que construir nuestra práctica.

Nos preguntaron en el últmo encuentro: "¿Parrcipar del taller baja la pena?", haciendo referencia a que si la partcipación del mismo, se adhiere a su legajo en pos de un posible "beneficio". Si bien no lo pudimos pensar e intervenir en el momento, retomamos la pregunta en el cierre del taller, y sujetos a la ambigüedad del lenguaje con la que trabajamos, contestamos que sí, que escribir...baja la pena.

Argañaraz, Mariana - Bovcon, Mayra Giselle - Pereira Suarez, Alfredo

UNIDAD 26 - LISANDRO OLMOS


Coordinadora: Lic. Sánchez, Romina.


Alumnas:

Apezteguia, M. Virginia - Bonitatibus, Macarena.


EDITORIAL


Respecto de nuestras sensaciones, de lo que sentmos y lo que nos dejó nuestro paso por esta unidad, en primer lugar nos parece importante remarcar que nos abrió la posibilidad de encontrar un nuevo espacio para el futuro desarrollo profesional. Así mismo nos permitó romper con prejuicios, y a cercarnos a esa realidad, tan oculta para aquellos que no tene acceso.

La práctca nos pareció muy enriquecedora no solo para nosotras, para poder posicionarnos como futuras psicólogas sino para los internos quienes tuvieron la posibilidad de ser escuchados, de debair entre ellos, poder tener una mirada diferente respecto del compañero pero sobretodo tuvieron lugar a la palabra y ser escuchados por otro.

Que se dé lugar a su subjetvidad y en hecho de que ya haya alguien que se interese por ellos es algo a lo que no solo no están acostumbrados sino algo a lo que creemos ya se habían resignado a que no sucediera. Estos espacios les permitan generar esperanzas y tender un puente entre sus realidades y su sufrimiento y el mundo exterior, en este caso, representado por nosotros.

La práctca nos parece que abre muchas puertas, no solo para ellos, en cuanto a poder poner en juego algo del orden de su deseo sino en cuanto a nosotros como estudiantes, abrirnos a una mirada diferente respecto de los campos de intervención y la posibilidad de ayudar con nuestras herramientas también aquí.

Apezteguia M. Virginia - Bonitatbus, Macarena

UNIDAD 54 - FLORENCIO VARELA

SECCIÓN SANIDAD

Coordinadora: Lic. Peluso,Sabrina.


Alumnos:

Guerra, María Sol - Fernández, Luciano Damián - Morales, María Virginia.


EDITORIAL


Rejas, candados, pasadores se nos abrieron para dar lugar a una nueva experiencia. Empezar con miedo y luego sentirnos-que se sientan libres en un espacio creado y apropiado por todos. Libres allí donde justamente la libertad es algo que se ha quitado. Rejas, candados pasadores que se vuelven puertas más amigables que aquellas tristes y grises. Llaves que son las palabras en un papel o hacia un oído que presta la escucha.

Esta experiencia en la Unidad 54 sin dudas ha atravesado la subjetvidad de todos los involucrados. Enriqueciendo nuestra mirada como futuros profesionales y brindando un espacio propio para aquellas mujeres que tenían y tienenmucho para contar.

Realizar un taller de escritura, con otro trasfondo, poniendo en juego las herramientas que aprehendimos hasta ahora para nuestro futuro profesional, hace que se convierta en un taller particular y eso se ve en sus frutos.

Guerra, María Sol - Fernández, Luciano Damián - Morales, María Virginia

UNIDAD 1 - LISANDRO OLMOS


Coordinador: Lic. Paratore, Daniel.


Alumnos:

Arias Valla, Leticia Anabet - Galosi, Matías Nahuel


EDITORIAL


Hoy nos toca escribir a nosotros!...Concluyendo esta primera experiencia en el marco de la realización del Taller "PALABRAS QUE ABREN PUERTAS". Primerísima como experiencia en la Unidad 1 para ustedes y también para nosotros por ser nuestro primer acercamiento al proyecto.

Queremos agradecer la predisposición y la confianza de todos los escritores que nos vieron cada semana y nos recibieron de la mejor manera. Sepan, que su partcipación fue fundamental, razón por la que nosotros íbamos, y sus palabras son fragmentos de una realidad por muchos desconocida.

Nuestro compromiso con el espacio fue una apuesta sincera no solo a cumplir con el objetvo del taller en la producción de sus escritos sino a la apertura de la escucha de aquello que ustedes desearon compartir.

Conversación, reflexión y escritura fueron el resultado de las reuniones, sobre diferentes temas que nos involucran a todos, de allí que la motvación se renovara en cada encuentro, para oírlos y junto a ustedes y con el acompañamiento de Daniel, pensar palabras como: Justcia, Injusscia, Educación, Pobreza, Ilusión, Amor, Felicidad, Tristeza, Familia, Sociedad, Psicología, etc. Y percibir las emociones que se ponen en juego y que nos hacen conocernos mucho más a nosotros mismos y a los demás.

Estamos muy contentos con el trabajo realizado, esperamos que para ustedes haya sido un espacio gratficante y que hoy encuentren en sus escritos la fidelidad de lo expresado.

Muchas Gracias.

Arias Valla, Leticia - Galosi, Matías

Solicite los ejemplares completos de las revistas en formato PDF

Dispositivo Palabras que abren Puertas

Facultad de Psicología | Secretaría de Extensión

Universidad Nacional de La Plata - Argentina

Cátedra Psicología Clínica de Adultos y Gerontes

Equipo Responsable

Mariela Sánchez - Directora
Eduardo Suárez - Codirector

Anabela Bracco - Coordinadora - Psicología
María Luz Zanghellini - Coordinadora - Psicología
Verónica Bustos - Coordinadora - Periodismo
Gabriel Andrés Morini - Coordinador - Periodismo

Andrea Alejandra Avila - Articulación Territorial
María Nerina Zarranz - Articulación Territorial
Ana Paola Del Giorgio - Articulación Territorial