Loading...

Revista DICIEMBRE 2021

REVISTA DICIEMBRE 2021


VER REVISTA COMPLETA EN PDF

STAFF


Dirección: Mariela Sánchez.

Editoras Responsables: Anabela Bracco y María Luz Zanghellini.

Asesoramiento: Verónica Bustos. Facultad de periodismo y comunicación social.

Ilustración: Juan Soto.

Diseño y creación: Cuatro Tintas DCV - Paula Sánchez - Raúl Adyudé

EDITORIAL:


Esta publicación es la conclusión del Primer Ciclo del Dispositivo Palabras que abren Puertas, el taller de escritura, como le decimos, sin consigna. Siempre hemos abierto nuestra editorial poniendo el eje en los escritores y en sus publicaciones.

En esta ocasión, quisiéramos abrir nuestra editorial poniendo el eje en la figura del Extensionista y cuál es el efecto del sin consigna para quienes llevan la propuesta de escribir a otros. Cuando Lacan habla de un discurso lo hace en un sentido fundamental, como un discurso sin palabras, un armazón que implica lugares y términos y es la matriz de cualquier acto donde se tome la palabra, la matriz de los vínculos sociales.

Las editoriales escritas por lxs extensionistas cuentan la experiencia de ese colectivo singular: el encuentro, el lugar del saber, el "estar ahí".

Por otro lado, las personas mayores que al ser grupo de riesgo, también de algún modo, perdieron sus visitas, sus salidas y con ello, la posibilidad de encontrarse, de anudarse a los otros.

El sin consigna es la propuesta para un otro inicio: Cómo transmitir ese inicio? El Dispositivo Palabras que abren Puertas - de inspiración psicoanalítica- es una experiencia que propone una interrupción en los distintos dispositivos de Evaluación y de Cálculo que dominan el mundo en el que estamos, aquellos que nos dan las bienvenidas a cada lugar donde nos adentramos.

En la Universidad el discurso se emite desde la dominante Discurso Universitario, que tal como el psicoanálisis despeja, produce una desposesión del saber hacer de cada cual: el saber ha ido a parar al lugar del orden, del mando, comandando el discurso que se dirige al estudiante: y produce una especie de explotación particular: "le frustra de su saber, volviéndolo inútil" (1). En un circuito que va del agente al objeto, que cuanto más lo mastique, mejor estudiante, pero también mayor el malestar que siente: "está astudado", en tanto "se le pide", se le da la consigna para que produzca algo. Nos gusta como lo extrae Lacan : ”se les pide incluso que constituyan al sujeto de la ciencia con su propia piel, cosa que según las últimas noticias parece que presenta dificultades en el terreno de las ciencias humanas” (2).

En este esfuerzo de lectura y traducción la palabra experiencia nos sirve para hacer valer la diferencia con la gestión “profesional” en términos de aquello que puede objetivarse y como tal, aplicarse. Consideramos que el discurso analítico en primera medida debe encontrarse en el punto opuesto a toda voluntad, al menos manifiesta, de dominar. También sabemos que el saber de la experiencia solo puede sobrevenir retroactivamente, y que no habrá experiencia si no hay un sujeto que la soporte. Aquí se abre la cuestión de nuestro interés y el modo de pensar la Extensión haciendo ingresar la implicación subjetiva y la función de la responsabilidad en el sujeto del inconsciente.

El sin consigna no es una intervención, no es una regla fundamental, sino la posición que interrumpe ese todo saber que caracteriza al imperativo categórico, sigue sabiendo y que nos deja en el campo problemático de la burocracia y sus diferentes apariencias. El sin consigna es un giro discursivo, para Lacan esa rotación, ese cuarto giro de las agujas del reloj, no era cualquier cosa: revolucionario -como dice “en un sentido un poco distinto del sentido habitual” (3).

Ese otro inicio nos introduce de lleno en el corazón del Palabras que abren Puertas: “el momento donde los que saben cómo expertos o especialistas no tienen más remedio que callar porque ha tomado la palabra lo Común, lo que en cada uno es un “no saber” a elaborar y del que nadie se puede apropiar, solo el sujeto que lo soporta” (4).

Ese es el lugar al que es convocado el extensionista cada vez, en cada encuentro de escritura. Y es solo en ese territorio que puede ocurrir la poesía, la escritura, la palabra con vida propia. Porque solo la interrupción del saber y de la evaluación abre la posibilidad de escuchar al sujeto en el relato de su propia existencia y da lugar entre las palabras a lo indecible, inapropiable y singular de cada unx.

Para cerrar les compartimos una cita que hemos trabajado en nuestros espacios de elaboración, un faro para la orientación de la escritura que nos convoca, nuestro horizonte… Gracias por sus escritos


"Nacido de un recuerdo o vaya saber de dónde, algo así como una imagen ocurre, y al hacerse palabra desata más imágenes y/o pensamientos: algo se puso en movimiento y sigue moviéndose en las palabras del poema, reverberando. Aleatorios restos de realidades heterogéneas que repentinamente se conjugan para que se revele algo inquietante e irresoluble; ráfagas de pensamiento lanzadas a desplegarse (escribirse) sin responder a nada más que a su propio impulso haciendo que algo impensado se concrete y quede ahí, interrogándonos, abierto a ser interrogado... irrupciones decisivas, en tanto algo, en lo que sucede en el poema, se decide, inapelable. Algo que habrá que afrontar, no para reducirlo a entendimiento o a lo que fuere sino por lo que hay de sin retorno en lo que desde ahí se irradia...

...Se quiera o no, persiste e insiste, como si algo en eso pidiera ser escritura poética, palabra con vida propia. ¿Coincidencias con el psicoanálisis? No está aquí para ser interpretada esta escritura, está para que algo que necesitaba concretarse en palabras se concrete, no para comunicar nada sino para existir en toda su realidad y manteniendo viva la potencia que la llevó a la letra. Está para fundar con palabras algo que no existía y que el acontecimiento de la poesía, en la lectura, tenga lugar...

...¿No es ese no saber, ese desamparo, el territorio donde puede ocurrir la poesía?...” (5)


(1) (2) (3) Lacan. J. Seminario 17 El reverso del Psicoanálisis. 2006. “Conversación en los escalones del Panteón” Paidós.

(4) Alemán, J. Conjeturas para una izquierda lacaniana. 2013. Paidos.

(5) Freidemberg, D. Prologo "El desajuste, lo indecible, el insistir" del libro Río Incurable de Jorge Alemán.

AGRADECIMIENTOS


A la Dirección General de Gestión y Evaluación en Extensión Universitaria a cargo de Ezequiel Mapelli Y al Programa que nos aloja en la Extensión: Promoción de Derechos y Fortalecimiento de la Organización Comunitaria. Universidad Nacional de La Plata.

A la Secretaría de Extensión de la Facultad de Psicología de la UNLP.

A nuestra Cátedra por acompañar la Extensión, por darle en acto existencia, ineludible en la formación de nuestros egresados y del equipo docente.

A lxs coordinadorxs territoriales que buscaron en el dispositivo un modo de hacer en sus lugares de trabajo, más allá de las incertidumbres, inventado, poniendo en forma y coordinando el exhaustivo trabajo que implica reunirse en estas condiciones tan particulares en el contexto del ASPO.

A lxs extensionistas, quienes con el entusiasmo cada vez se reúnen a darle cuerpo a este proyecto, insistimos en el valor fundamental que tiene para nosotrxs el deseo decidido de lxs estudiantes y graduadxs.

Por último, a los Equipos y a lxs escritores, que se conformaron de este modo singular, apostando a hacer algo con el encuentro y con el obstáculo. Por sus inventivas, sus brillantes ideas, sus chispas… Por esta Revista, la Número 5.

Unidad 9 - Villa Elvira, La Plata

"Encontrarse en el silencio”


Coordinadores:

Lic. Mauro Spinelli. - Cajus U. 9. Dirección Provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia a la Víctima. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.


Articulador Territorial:

Lic. Felipe Damián Gobello. - Graduado de la Licenciatura y Profesorado en Psicologia. UNLP.


Equipo extensionista:

Fany Córdoba - Graduada del Profesorado de Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología, UNLP.

Aldana Fallesen - Graduada del Profesorado en Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología - UNLP.


EDITORIAL


“Es más fácil hablar que escribir", asegura uno de los participantes en el primer encuentro del taller. Y a partir de allí, la invitación a escribir habilita el encuentro con la hoja en blanco y la libertad de plasmar ahí, lo que advenga.

Es así que durante los encuentros se fue generando cada vez más un espacio de trabajo, hasta que el silencio fue condición necesaria para habitar ese espacio y esa praxis. Y ahí fueron quedando menos. Quizás sólo los que encontraron algo que no buscaban; algo nuevo, inaugural para todxs.

Supervisión y calma. Respetar los tiempos. No sólo de los participantes sino también los nuestros. Las pausas necesarias, los arreglos, soportar el silencio.

Silencios que habilitan palabras, palabras que abren puertas. Ahí donde el ruido diario aturde, es necesaria la pausa para escuchar-se, para escribir-se.

“Hay algunas cosas que son más fáciles escribirlas que decirlas", comenta un participante en el último encuentro.

Unidad 33 - Los Hornos, La Plata

"Un lápiz para el encuentro”


Coordinadora:

Paola Del Giorgio. Lic. en Psicología. Esp. en Psicología Jurídica. Dispositivos de intervención de la Dirección Control de la Ejecución Penal y Medidas Judiciales del Patronato de Liberados Bonaerense - Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.


Equipo extensionista:

Anahí Moretti. Graduada de la Licenciatura en Psicología y del Profesorado en Psicología.


Cecilia Mariel Casas Fontana. Estudiante de la Licenciatura en Psicología y del Profesorado en Psicología.


Laura Iñurrita. Graduada de la Licenciatura en Psicología y del Profesorado en Psicología. UNLP.


Maia Leonor. Graduada del Profesorado en Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología, UNLP.


Victoria Gorosito. Graduada del Profesorado en Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología. UNLP.


Yamila Moccia. Graduada de la Licenciatura en Psicología y del Profesorado en Psicología. UNLP.


EDITORIAL


Nos encontramos nuevamente, como hace ya varios años, llevando a cabo el “Palabras que Abren Puertas”. En esta ocasión, lo realizamos en la Unidad 33 de Los Hornos con un de potenciales escritoras, entre las cuales había algunas caras conocidas -quienes el año anterior habían participado- y otras nuevas. El inicio nos encontró a una, dos, tres, cuatro pantallas de distancia…una por cada integrante del Equipo Extensionista y otra donde estaban las participantes del taller. Si bien el encuentro no fue sin obstáculos, estas pantallas nos permitieron un primer acercamiento, en donde comenzaron a resonar nombres, preguntas, inquietudes y algunos rostros y gestos -algunos que pudimos vislumbrar como a lo lejos, pequeños, otros que no nos eran tan claros, reduciéndose a píxeles, otros directamente sólo estaban allí por la alusión a partir de la voz que los descubría-.

Al principio, el acto de escritura se demoró. Con algunas excepciones, predominaron las conversaciones; deviniendo el espacio del taller, en palabras de las mismas participantes, “un tiempo y lugar para hablar, encontrarse''.

Para quienes estábamos del otro lado de la pantalla, desde el trazado de aquellos ''cuadraditos virtuales'', estas conversaciones que las participantes iban teniendo, se nos tornaban difusas, indescifrables, lejanas. La incompatibilidad de la virtualidad y la simultaneidad de las conversaciones hacían que, al no compartir el mismo espacio, muchas veces quedáramos por fuera de lo que ocurría en el aula de la Unidad 33.

Como Equipo, y ante algunas dificultades, para hacerle lugar a la escritura, decidimos darle continuidad a los encuentros de forma presencial. Esto nos permitió acercarnos a las participantes, invitarlas, compartir el mismo espacio, y en algunos casos acompañar en cuerpo-presencia el acto de escribir.

A pesar de las ganas, no todas pudimos ir o estar en el taller de escrituras, pero juntas fuimos situando ocasiones y escenas en donde se produjeron intercambios entre la letra escrita y la transcrita.

Y aquí estamos, entusiasmadas, escribiendo esta editorial que vale como presentación de nuestras escritoras e invitación a su lectura.

Unidad 54 - Florencio Varela

Los pensamientos reflejados en una hoja:

Si la tinta hablara relataría más que la vida.


Coordinadora:

Anabela Bracco. Lic. en Psicología. Coordinadora General del Programa de Extensión Universitario "Palabras que abren puertas". Docente de la Facultad de Psicología, UNLP. Psicóloga del Programa Integral de asistencia y tratamiento para jóvenes-adultos (P.I.A.T.J.A.), Servicio Penitenciario Bonaerense (S.P.B.)


Equipo extensionista:

Matias Agüero. Graduado del Profesorado en Psicología y Estudiante avanzado de la Licenciatura en Psicologia.

María Victoria Crespi. Estudiante avanzada de la Licenciatura en Psicología.

Bárbara Sofía Hiroz. Graduada del Profesorado en Psicología y Estudiante avanzada de la Licenciatura en Psicología.

Martina Poblet. Graduada de la Licenciatura y el Profesorado en Psicología.

Emiliano Sturla. Estudiante avanzado de la Licenciatura en Psicología.


EDITORIAL


La realidad, las cosas sin sentidos, la interferencia ¿Cómo poder escribir algo en frente de una hoja en blanco? Unas cosas son más fáciles, otras parece que dificultan más, pero cualquiera sea la decisión que elija, no parece una tarea sencilla enfrentarse a esa hoja vacía.

El silencio se hace presente con sus dos facetas. En ocasiones habilita la posibilidad de escritura pero en otras, se torna ensordecedor y la dificulta. Buscar un saber hacer con ese silencio es algo que atravesó todo este recorrido y que aún se encuentra presente. Poder hacer con ese silencio implica enfrentarnos a la hoja en blanco, despojándonos del ruido de supuestos saberes con el fin de abrir paso a la escritura como una experiencia singular de cada quien.

Los extensionistas desde una pantalla intentamos acompañar, ya que no podemos estar en cuerpo presente en el espacio, la interferencia también se hace notar, la distancia, la conexión de internet, y las preguntas “¿Qué? ¿Podés repetir que no te entendí bien? ¿Qué dijiste?” toman más presencia que otras cosas. Intuir y adivinar de qué iban los intercambios entre los escritores era moneda corriente. Aquí surge esa pregunta ¿Cómo nos hacemos más presentes? ¿Cómo podemos sortear la interferencia entre quienes estamos de manera virtual y los escritores que están con el cuerpo en el espacio del taller? Quizás la escritura sea una forma de presencia. El deseo por la escritura, en este espacio fue siempre una invitación, nadie obliga a nadie sobre la escritura.

Plasmar algo con la tinta en la hoja parece que, de alguna manera, nos hace presentes, donde a través de esa invitación a escribir, nos presentamos con aquello que elegimos; con lo que elegimos y pudimos escribir. Pero otra vez resuena algo del obstáculo, de la dificultad de escribir, de lo que podemos y no podemos escribir, entonces…. ¿Qué se pone en juego cuando tenemos que escribir? Pareciera que algo de la intimidad se tatúa en ese papel, y queda, queda ahí ya dibujado; algo nuestro, propio, singular, íntimo ya está escrito y la hoja dejó de estar en blanco.

Ahora si, la invitación a la lectura de este espacio está abierta, los escritos autorizados por cada quien se hacen cuerpo en sus diferentes temáticas, los relatos de vida, el barrio, la familia, las historias de lo cotidiano estando privado de la libertad, la composición musical, el arte del rap, las preguntas, los pensamientos y las reflexiones, una heterogeneidad de publicaciones donde cada una encuentra su lugar propio.

Taller de personas mayores

Coordinadora:

Lic. Julieta Giselle Díaz. Graduada Lic. Psicología UNLP.


Equipo extensionista:

Dana Elizabeth Moscoso. Graduada Lic. en Psicología UNLP.

María Emilia Herlax. Estudiante Licenciatura en Psicología y Profesorado en Psicología UNLP.

Micaela Traboni. Graduada Profesorado en Psicología y Estudiante Licenciatura en Psicología UNLP.

Milagros Reguera. Estudiante Licenciatura en Psicología y Profesorado en Psicología UNLP.

Rocío Guadalupe Jaquenod. Estudiante Licenciatura en Psicología y Profesorado en Psicología UNLP.


EDITORIAL


Año 2021, un año diferente al anterior, en el inicio del tercer ciclo de “Palabras que abren puertas” con personas mayores. Otro año reencontrándonos y reconectándonos por medio de pantallas, el segundo de la famosa virtualidad.

El segundo ciclo del taller, nos posibilitó y nos enseñó este nuevo modo de aprehender la virtualidad con personas mayores. Gracias a ese aprendizaje entre nosotras y con ellos, realizamos la convocatoria una vez más por las redes sociales. Si bien se sumaron algunas personas más, el grupo principal siguió siendo el del año anterior, “Volando en letras”.

Al ser un grupo que se constituyó a través de la red social Whatsapp, no sólo nos volvimos a encontrar en Septiembre del 2021, sino que esta plataforma hizo posible que los participantes sigan conectados entre ellos luego de finalizado el segundo ciclo de

“Palabras que Abren Puertas”, en el año 2020.

Los encuentros una vez más se llevaron a cabo los días jueves, cambiando únicamente su horario a las cinco y media de la tarde. Ante este año distinto, en el cual la cuarentena no estuvo plenamente vigente, los participantes de nuestro taller se reencontraron con actividades presenciales que habían sido canceladas el año pasado, en las cuales los lazos sociales comenzaron a extenderse nuevamente más allá de sus hogares.

A continuación, los invitamos a leer los escritos de este grupo de autores, y tan sólo nos queda agradecerles a ellos, que frente a sus nuevas rutinas presenciales siguieron eligiendo este espacio desde su singularidad. Gracias por hacerlo posible y acompañarnos nuevamente en la virtualidad, en encuentros que habilitaron a la escritura singular y al lazo con los otros.

Unidad 45 - Melchor Romero

“Vivir solo Cuesta Vida”


Coordinadora:

Andrea Ávila. Lic. en Psicología. Esp.en Psicología Jurídica. Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes Adultos, Coordinadora Técnica. Unidad Penitenciaria N° 45. SPB. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires


Colaboradora:

Iara Bonaventura. Lic. en Psicología . Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para jóvenes Adultos. Unidad Penitenciaria N° 45. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.


Equipo extensionista:

Julieta González. Graduada de la Licenciatura en Psicología. UNLP.

Julieta Pérez. Estudiante de la Licenciatura en Psicología. UNLP.

Sol Coniglio. Graduada del profesorado en Psicología y estudiante de la Licenciatura en Psicología. UNLP.

Marcelina Timón. Graduada de la Licenciatura en Psicología. UNLP.


EDITORIAL


Comenzamos el taller sin saber mucho que hacer, con miles de preguntas. Muchas de ellas hoy persisten, pero la incógnita es necesaria. Al principio no teníamos claro que decir y que hacer. La situación se fue armando en el primer encuentro a partir de la presentación. Jóvenes de la Unidad 45, los integrantes del taller convivían en el dispositivo de "casitas", varios conocían la revista de “Palabras que abren Puertas”, pero para todos fue su primera vez en el taller. Lo que sucedió a lo largo de los encuentros es que algunos se fueron yendo, a otros no los llegamos a conocer porque no querían mostrarse ante las cámaras.

La virtualidad fue un obstáculo, a pesar que veníamos ya hace más de un año con diferentes actividades virtuales y en distintos ámbitos. En este taller había algo que obturaba el vínculo entre nosotras y los participantes. Había algo a medio decir o no dicho y eso atravesó todos los encuentros. Por momentos no podíamos escuchar e interactuar en las conversaciones, no podíamos participar del "entre" actividades que tan fructífero puede ser en los talleres.

Hacía el final de los encuentros se dijo lo que sucedía, también a medias palabras. Pero a pesar que pasaban muchas situaciones complejas que afectaban a los integrantes del taller, los escritos plasman los rasgos singulares de cada uno. Pudieron ir más allá de la problemática que los afectaba, trabajo difícil de hacer porque cuando algo preocupa mucho, se complica poner libido en otro lado. Quizás invitarlos a escribir de lo que quisieran, les permitió por un rato ir más allá de las dificultades institucionales que los atravesaban en ese momento.

Centro de día INTRES

Equipo extensionista:

Coordinadores:

Pepa Lucas. Graduado del Profesorado en Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología. UNLP

Lerda Lorena. Graduada del Profesorado en Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología. UNLP.


Articuladora territorial:

Falabella Julia. Graduada del Profesorado en Psicología y Estudiante de la Licenciatura en Psicología. UNLP.

Schechtel Gabriel. Graduado de la Licenciatura en Psicología y Estudiante del Profesorado en Psicología. UNLP.


EDITORIAL


“Yo no me animo pero sí me animo”: palabras que capturan el deseo de compartir, de trascender la vergüenza o el temor ¿de que alguien escuche, de escucharse a sí mismx?.

Durante varias semanas los días jueves se dio lugar en el Centro de día a un taller que invitaba al encuentro: con lo novedoso, con la imaginación, con la palabra, con lxs otrxs.

Un pasaje paulatino, acompañado, desde un “no puedo, yo no sé” a la concreción de un trazo que confronta con la hoja en blanco. Y cuando no aparecía el trazo propio, era en la voz y el deseo donde se apuntalaba la escritura. Cada quién a su ritmo, a su modo, supo hacer-algo frente a la propuesta de escribir; sin indicaciones, sin juicios de valor, sin consigna. En el proceso hubo desconcierto, tristeza, frustración, regocijo, cooperación, escucha atenta y respetuosa y un reparo en lxs otrxs.

En los fragmentos escritos de su propia historia, en los dibujos, en los interrogantes que a veces se abrían sin siquiera darse-nos cuenta, en la elección de un cuento para copiar o una lista de palabras, queda plasmado algo de lo singular e irrepetible de cada participante. Hacia ese lugar apuntaba nuestra apuesta -la de lxs coordinadorxs- mientras asistíamos encuentro tras encuentro a pequeños indicios de un movimiento, tanto grupal como personal, de cada singularidad; conversar sobre las inquietudes y los efectos nos permitió ir construyendo un espacio común, cuya experiencia aún nos conmueve.

La elección de “Los Artistas” para nominar el taller es también un modo de nombrarse a sí mismxs, y cada unx puede dar cuenta de porqué la escritura aparece acá, in situ, como un tipo de arte; nos animamos a decir que también se constituye como un acto.

Lxs invitamos a disfrutar y formar parte de lo que estos escribientes crearon en los distintos encuentros..

Solicite los ejemplares completos de las revistas en formato PDF

Dispositivo Palabras que abren Puertas

Facultad de Psicología | Secretaría de Extensión

Universidad Nacional de La Plata - Argentina

Cátedra Psicología Clínica de Adultos y Gerontes

Equipo Responsable

Mariela Sánchez - Directora
Eduardo Suárez - Codirector

Anabela Bracco - Coordinadora - Psicología
María Luz Zanghellini - Coordinadora - Psicología
Verónica Bustos - Coordinadora - Periodismo
Gabriel Andrés Morini - Coordinador - Periodismo

Andrea Alejandra Avila - Articulación Territorial
María Nerina Zarranz - Articulación Territorial
Ana Paola Del Giorgio - Articulación Territorial