Loading...

Revista Octubre 2020

REVISTA OCTUBRE 2020


VER REVISTA COMPLETA EN PDF

STAFF


Dirección: Mariela Sánchez.

Editoras Responsables: Anabela Bracco y María Luz Zanghellini.

Asesoramiento: Verónica Bustos. Facultad de periodismo y comunicación social.

Ilustración: Juan Soto.

Diseño y creación: Cuatro Tintas DCV - Paula Sánchez - Raúl Adyudé

A LOS ESCRITORES:


Damos apertura a la revista “Palabras que abren Puertas 4”.

Damos apertura a la revista “Palabras que abren Puertas 4”, que como cada año nos llena con sus letras, palabras, ideas, momentos, inspiraciones…

Esta nueva época, y en el marco de la Pandemia, sabemos del esfuerzo, por un lado, de quienes habitan las cárceles, alejados de sus familias, sus visitas, sus regalos, sus abrazos e incontables detalles de cosas perdidas que implica el momento actual; plagados de pérdidas, como dirá más adelante la Editorial escrita por Anabela Bracco. En el medio de estos acontecimientos, en conversaciones con las coordinadoras territoriales, se prendió una luz: los celulares se autorizaron “adentro”.

Por otro lado, las personas mayores que al ser grupo de riesgo, también de algún modo, perdieron sus visitas, sus salidas y con ello, la posibilidad de encontrarse, de anudarse a los otros.

El celular, impensado el uso que le dimos en nuestras vidas a partir del 21 de marzo, transforma el espacio virtual para encontrarse con los otros a escribir.

Esa oportunidad nos abrió una puerta nuevamente: Podíamos llamar y los extensionistas iban a estar presentes en ese llamado.

Pues bien, por esa puerta vimos una luz, entonces se llamó y se escribió.

Ahora, nuestra Revista y la de ustedes estará, esta vez, en la nube, colgada en la página web, allí donde no sólo podrán leerlos aquellos que aguardan afuera a la espera de que todo pase, sino que el Espacio de Lectura se abre paso formalmente a todo aquel que lo desee.

Para ustedes.

Mariela Sánchez. Directora Revista Palabras que abren Puertas 4

AGRADECIMIENTOS


A la Dirección General de Gestión y Evaluación en Extensión Universitaria a cargo de Ezequiel Mapelli. y la Lic. Griselda Guillén por avalar la puesta a punto del proyecto en el contexto del Aspo. Universidad Nacional de La Plata. UNLP.

A la Secretaría de Extensión de la Facultad de Psicología de la UNLP.

A nuestra Cátedra por acompañar la extensión, por darle en acto existencia, ineludible en la formación de nuestros egresados y en la actualización permanente del equipo docente.

A las coordinadoras territoriales que buscaron en el dispositivo un modo de hacer en sus lugares de trabajo, haciendo más allá de las incertidumbres, creando, poniendo en forma y coordinando el exhaustivo trabajo que implica reunirse en estas condiciones tan particulares.

A los extensionistas, quienes con el entusiasmo cada vez se reúnen a darle cuerpo a este proyecto, insisto en el valor fundamental que tiene para nosotros el deseo decidido de los estudiantes y graduadxs.

Por último, a los Equipos que se conformaron de este modo singular, apostando a hacer algo con el encuentro y con el obstáculo. Por sus inventivas, sus brillantes ideas, sus chispas… Por esta Revista.

UNIDADES PENITENCIARIAS

EDITORIAL


Hoy más que nunca la pregunta acerca del mundo en el que estamos nos atraviesa.

Necesariamente nos vemos compelidos a interrogarnos acerca de cómo está hecho el mundo actual, cómo está configurado, cómo se ha constituido; como así también cómo estamos hechos respecto a este nuevo mundo y de qué modo habitarlo.

No es posible no mencionar la pandemia como un acontecimiento imprevisto, que precipitó un real sin ley y sin sentido, el cual se impuso trastocando todo lo hasta ahora conocido (hábitos, rutinas, lazos, espacio, tiempo); haciéndonos tropezar de golpe con un fondo de perdida y de renuncia que marca las condiciones de vida de cada sujeto. Y esto no excluye las condiciones de la práctica en sus diversas formas.

Sin embargo, ese fondo de perdida lejos de sumergirnos en una suspensión paralizante, nos convocó como Equipo de Trabajo a inventar y reinventar maneras para sostener y llevar a cabo los espacios del Taller de Escritura del Proyecto de Extensión “Dispositivo Palabras que Abren Puertas” en distintas instituciones públicas, principalmente las cárceles.

Solo reinventando la práctica y el quehacer del Equipo Extensionista podríamos habilitar y sostener en una situación de aislamiento redoblado, un lugar para la invención de un relato sobre la propia existencia, hoy atravesada y marcada por esta coyuntura social y sanitaria.

De esta manera, la inclusión de nuevos soportes, de gadgets como celulares, computadoras, pantallas que sirven de herramientas o instrumentos para sostener los lazos y los espacios de escritura han redefinido toda la experiencia, introduciendo una modalidad virtualizada de la misma.

Por supuesto esta nueva modalidad ha dado lugar a efectos y giros imprevistos y diferentes. Sin embargo, hemos logrado proteger y cuidar la esencia del ciclo de escritura: escribir sobre lo que no se dice, hablar de lo que no se puede hablar en ningún otro lado, habilitarse un lugar allí donde el corazón es la palabra.

Y con esas producciones íntimas, propias y singulares nos encontraremos aquí en esta nueva edición de la Revista “Palabras que abren Puertas 4”.

Anabela Bracco. Coordinadora General.

Unidad 33 - Los Hornos, La Plata

"Palabras en Silencio”

"Lo que no dice la boca lo dice la tinta”

Coordinadora:

Lic. Paola Del Giorgio. - AGP en el Patronato de Liberados Bonaerense - Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.


Articuladora Institucional:

Lic. Agustina Bórmida. - Coordinadora del Consejo Asistido de la UP Nº 33 de Los Hornos.


Equipo extensionista:

Franco Garritano - Graduado de la Licenciatura en Psicología. Profesor de Psicología.

Marcelina Timón - Graduada de la Licenciatura en Psicología.

Valeria Fortain - Estudiante de la Licenciatura en Psicología.

Wanda Nahuelhuen - Graduada de la Licenciatura en Psicología. Profesora de Psicología.


EDITORIAL


Los siguientes escritos fueron producidos a lo largo de sucesivos encuentros, en talleres de escritura llevados a cabo cada lunes, durante varias semanas.

Nos encontramos de manera remota, a través de la(s) pantalla(s) -determinadxs por las medidas de aislamiento a partir de la pandemia- apostando a un espacio otro, a lo novedoso, a la palabra y a la escucha. El desafío inédito de compartir un espacio mediatizado por la tecnología.

Si bien nuestra expectativa, previa al inicio de los encuentros, estaba teñida de incertidumbre en torno a saber si efectivamente sería posible establecer una comunicación (por cuestiones técnicas), finalmente el desafío mayor parece haber estado en relación a cómo habitar un espacio así.

Salvadas las condiciones materiales para generar el encuentro, tanto las escritoras como nuestro equipo, nos encontramos desde el apoyo y sostén del espacio.

Atravesando cada unx de nosotrxs situaciones diferentes, desde distintos lugares (más allá de los límites del partido de La Plata), llevamos a cabo este taller que implicó -para todos y todas lxs que participamos- un espacio no sólo de escritura sino también de encuentro, risas, chistes y hasta de canto.

Es así como diferentes dispositivos tecnológicos nos permitieron innovar respecto a los modos de hacer lazos; contando para ello con la predisposición y el compromiso de nuestra articuladora institucional que ofició de puente fundamental entre nosotrxs.

Más allá de las producciones escritas el espacio fue realmente una plataforma donde asentarnos para intercambiar, compartir, dudar, divertirse, conocernos o simplemente estar. Enmarcados en diálogos fluidos, turnos para hablar o simplemente en silencio, pantalla mediante.

Así, pese a las contingencias que nos atraviesan, tanto a extensionistas como escritoras, pudimos estar y sostener un espacio donde se habilitó la escritura, donde la palabra y el silencio tuvieron un valor y un reconocimiento fundamental, siendo clave en la elección del nombre del taller.

Entre el fluir de las heterogeneidades, cada una se erigió como autora, animándose a compartir con otrxs sus escritos, habilitando otros usos posibles de la escritura. El poder sostener este espacio fue posible por la presencia de todos y todas allí, pero también por el acto de compromiso asumido por las participantes -aún en momentos de eventualidades- el cual agradecemos y consideramos que contribuye al cuidado del espacio; que fue vivenciado como un salir del encierro, como un contacto cuando todo parecía establecer la imposibilidad de lazos hacia el afuera.

Unidad 54 - Florencio Varela

"Tiempos de Silencios”


Coordinadora y Articuladora Territorial:

Lic. Bracco, Anabela


Equipo extensionista:

Hiroz, Bárbara y Sturla, Emiliano


EDITORIAL


Contestar o rechazar la llamada. La pantalla ya nos está indicando cómo nos vamos a parar frente a esta nueva modalidad. ¿Qué hacemos? ¿Contestamos? ¿Cómo hacer frente a los obstáculos? Rechazar también se presenta como opción. Silencio.

Contestar o rechazar la llamada. La pantalla ya nos está indicando cómo nos vamos a parar frente a esta nueva modalidad. ¿Qué hacemos? ¿Contestamos? ¿Cómo hacer frente a los obstáculos? Rechazar también se presenta como opción. Silencio.

Los cuerpos no están presentes, pero sí sus imágenes y sus voces. Cuidarnos y cuidar al resto es nuestra prioridad, la de todxs lxs que decidimos reunirnos. La distancia, los espacios diferentes, los distintos fondos, no estamos en el mismo lugar. Las caras tapadas por los barbijos, las voces entrecortadas por los mismos y lo que la conexión a internet nos va permitiendo. ¿Conexión? ¿Cómo conectar desde una imagen que devuelve la pantalla? ¿Cómo conectar cuando lo que dice algunx de nosotrxs se ve interferido y la pantalla devuelve un “reconectando”?

A pesar de todo, la presencia de la hoja en blanco renueva la invitación a escribir. Algo siempre estaba ahí, dando vueltas, esa preocupación por la pandemia, por la familia, la gente del barrio, las personas queridas. “Y ustedes… ¿cómo están?”. Tal vez se pueda plasmar algo de eso, para darle otro lugar a esos pensamientos. O mejor no, escribo de otra cosa, así salgo un rato de ese contexto.

Cada escritorx plasmó lo suyo, con su historia, sus metáforas, sus vidas y modos.

Ahora bien, para poder escribir se estableció una condición: el silencio. Y, con las contingencias y la inestabilidad de las videollamadas, surgió un silencio habilitante. Y algo del encuentro, aunque en remoto, se generó. La presencia de estos nuevos cuerpos virtuales han posibilitado un nuevo espacio, habitado por algún deseo que nos lleva a estar presentes, a cada unx, desde una locación diferente.

Bárbara Hiroz - Emiliano Sturla

Unidad 45 - PIATJA - Mechor Romero

"LA UNIÓN ES MÁS FUERTE”


Coordinadora:

Andrea Ávila. Licenciada en Psicología. UNLP.


Colaboradora:

Iara Bonaventura. Licenciada en Psicología UNLP.


Equipo extensionista:

Felipe Gobello. Graduado Licenciatura en Psicología de UNLP.

Anahi Moretti. Graduada Licenciatura en Psicología de UNLP.

Leonela Lopez. Graduada Licenciatura en Psicología de UNLP.

Natalin Seit. Graduada Licenciatura en Psicología de UNLP.


EDITORIAL


Todos los años, cada taller, supone para nosotrxs una apuesta que comienza con la invitación a escribir que les hacemos a los nuevos integrantes. La misma, como dijimos, se presenta bajo la forma de una invitación, que puede ser aceptada o no… Este año, aquella apuesta se vio redoblada, ya que ahora no sólo se trataba de proponer algo en torno a la escritura, sino que también se trató de proponer otro modo de encuentro, inédito para todos (extensionistas y participantes): los talleres virtuales. Esta decisión, desde nuestro lugar, tuvo que ver con el deseo y la intención de seguir sosteniendo los espacios, pero esta vez bajo una forma que preservara y cuidara a los otros con quienes trabajamos, en el marco de una pandemia mundial que nos atraviesa a todos...

La distancia signó los talleres, tanto desde el encuentro remoto entre talleristas y participantes, como desde el distanciamiento social entre estos últimos entre sí, hasta aquella, quizás más difícil de soportar, que era la que los separaba, aún más, de sus familias y seres queridos, cuyas visitas tanto decían extrañar. Todo esto, además, nos llevó a interrogarnos sobre las formas de la “presencia”. Sin embargo pudimos encontrarnos de modo inédito, a través de un objeto como el celular, escucharnos, mirarnos, hablar de lo que surgían de los escritos de cada uno: deseos, anhelos, padecimientos, pensamientos.

Respeto al espacio de escritura, cuando uno escribe sobre lo que le pasa en lo más íntimo de cada uno, la vergüenza es algo que aparece inevitablemente y no se puede sortear, puede ser un obstáculo con el cual hacer algo o puede llevarnos a la inhibición total. Como extensionistas, el acompañamiento fue en pos de trabajar esa cuestión con el fin de traspasar las barreras del impedimento que eso genera.

Es así que, más allá de las condiciones excepcionales propias y consecuentes de este contexto que estamos viviendo, creemos que tanto ellos como nosotros pudimos hacer allí, hacer invención sobre estas nuevas posibilidades y obstáculos que se pueden presentar trabajando de manera virtual. Habitamos colectivamente este taller de escritura, propiciando así un espacio “común” donde circuló la palabra hablada y escrita.

Si bien la propuesta de invitarlos a escribir algo propio, singular en un espacio “sin consigna” y virtual generó inquietudes y ansiedades sobre qué escribir, se apropiaron del espacio y cada uno de los participantes realizó sus producciones, sus escritos, propios y diversos como cada uno de ellos. Ahora, los invitamos a leer…

ESPACIO DE ADULTOS MAYORES


"Volando en letras"


Coordinadoras:

Díaz, Julieta Giselle. Graduada Licenciatura en Psicología UNLP.

Esquercia, Julieta. Graduada Licenciatura en Psicología UNLP.


Equipo extensionista:

Falabella, Julia. Estudiante de la Licenciatura y Profesorado en Psicología de la UNLP.

Herlax, María Emilia. Estudiante de la Licenciatura y Profesorado en Psicología de la UNLP.

Moscoso, Dana Elizabeth. Estudiante de la Licenciatura y Profesorado en Psicología de la UNLP.

Reguera, Milagros. Estudiante de la Licenciatura y Profesorado en Psicología de la UNLP.


EDITORIAL


Este año nos esperaba con el inicio del segundo ciclo del “Palabras que abren puertas” con personas mayores, y a nuestro renovado deseo por la continuación del taller, lo acompañó la irrupción de la pandemia. Nuestra apuesta fue a posibilitar el encuentro, ya no de manera presencial, pero intentando (e inventando) con lo que tenemos: la virtualidad.

La convocatoria habilitada por la modalidad online permitió que el proyecto trascienda las fronteras de la ciudad de La Plata (e incluso de la Provincia de Buenos Aires) para los que formamos parte de los ciclos de escritura, lectura y conversación. Así fue que los jueves a las cinco de la tarde, este grupo de escritores que decidieron nombrarse como “Volando en letras” se reunieron a escribir a través de una pantalla, compartiendo risas, experiencias, contándonos sobre sus orígenes, sus nietos y sus mascotas.

La invitación presencial queda pendiente para cuando termine el distanciamiento. "Que pase todo esto así nos conocemos todos" es una de las expresiones que más resuenan en los talleres, en los que también se planifican viajes y reuniones, introduciendo así otra escena, en la que se proyecta a futuro. De esta forma, las puertas continúan abiertas para el encuentro, el cual se produjo aún entre pantallas para los “amigos virtuales” o “amigos en la computadora” como fueron denominándose.

Sólo nos queda agradecer a todos los que con su impronta singular han participado de este taller y compartido con nosotras la apuesta a un hacer mediado por la tecnología. Los invitamos a leer los escritos de este grupo de autores que se conformó a través de la virtualidad, virtualidad que habilitó a la escritura y al lazo con los otros en un contexto que nos convoca a encontrarnos de otras formas.

Solicite los ejemplares completos de las revistas en formato PDF

Dispositivo Palabras que abren Puertas

Facultad de Psicología | Secretaría de Extensión

Universidad Nacional de La Plata - Argentina

Cátedra Psicología Clínica de Adultos y Gerontes

Equipo Responsable

Mariela Sánchez - Directora
Eduardo Suárez - Codirector

Anabela Bracco - Coordinadora - Psicología
María Luz Zanghellini - Coordinadora - Psicología
Verónica Bustos - Coordinadora - Periodismo
Gabriel Andrés Morini - Coordinador - Periodismo

Andrea Alejandra Avila - Articulación Territorial
María Nerina Zarranz - Articulación Territorial
Ana Paola Del Giorgio - Articulación Territorial