Loading...

Revista Septiembre 2017

REVISTA SEPTIEMBRE 2017


STAFF


Dirección: Mariela Sánchez

Editor Responsable: Anabela Bracco, Luz Zanghellini

Diseño y creación: Cuatro Tintas DCV - Paula Sánchez - Raúl Adyudé

EDITORIAL


“Palabras que abren puertas" nace de una experiencia realizada en el año 2013 en la Unidad Nº 26 de Lisandro Olmos, en el marco de las Prácticas Profesionales Supervisadas (PPS) de la Facultad de Psicología: el “Taller de Escritura en contextos de encierro”. Su objetivo fue ofertar un espacio de conversación y escritura para producir alguna pregunta que reenviara a los participantes a una posible demanda terapéutica a partir de intervenciones comunitarias. De la experiencia se extrajeron efectos claramente humanizantes, que propiciaron vínculos de confianza entre los distintos participantes, el acercamiento de los internos con los profesionales Psi de la institución y los alumnos de las prácticas, y la constitución de nuevos espacios comunes entre la comunidad detenida.

El taller fue replicado durante el año 2016 en ocho Unidades en forma simultánea y su producto fue publicado en la Revista “Palabras que abren puertas” I y II.

A partir de dichas experiencias, se repensó el objetivo principal y el formato del actual Proyecto, buscando propiciar un espacio común donde circule la palabra escrita y hablada, para la promoción de la salud mental y el favorecimiento de los vínculos sociales dentro de contextos de encierro.

Hoy, como Proyecto de Extensión de la Universidad Nacional de la Plata, acompañados de los Extensionistas que palpitan el encuentro semana a semana, se reinventa, dividiéndose en tres ciclos:

1. Taller de escritura: Allí se reúnen a escribir a partir de una premisa: escritura sin consigna. Los encuentros son contingentes, introducen lo que allí pasa: se escribe, aparece el silencio, el desconcierto, la sorpresa, la escritura… La mayor parte de las producciones contienen narrativa testimonial, pero también hay poesía y en menor medida ficción. Se Publica la revista “Palabras que abren puertas” con las producciones de los participantes.

2. Jornadas de lectura: A partir de la Publicación, se distribuye un ejemplar para cada uno los participantes del taller. En este segundo ciclo se propician encuentros de lectura, en tanto espacio simbólico donde retorna lo escrito vía la voz de su autor. Creemos que una obra termina cuando se lee, surgiendo así la dimensión del acto de enunciación.

3. Ciclo de crónicas entre escritores y oyentes. Otro espacio para Reinscribir.

“Con el pretexto de la ficción la literatura debe ser capaz de decir algo, en otras palabras, es inseparable de los derechos humanos, de la libertad de expresión (…) en todo caso la literatura es en principio, el derecho a decir algo” (Derrida, 1998,156).

A cada comienzo lo acompaña su Editorial, escrita por los Extensionistas a partir de la experiencia extraída.

Luego, los escritores…

Mariela Sánchez

AGRADECIMIENTOS


A la Universidad Nacional de la Plata, Secretaria de Extensión de la Facultad de Psicología, por contar siempre con ellos en este proceso de trabajo.

A la Coordinación técnica del PIATJA (Programa Integral de Asistencia para Jóvenes-adultos): Lic. Andrea Ávila, Dra. Alexandra Garito y al Prefecto (E.G.) Jorge Ruiz, por su confianza y compromiso con el Proyecto.

A nuestra Catedra que siempre hace lugar a lo nuevo y a nuestro Director Eduardo Suarez.

A las coordinadoras del Proyecto y de los Talleres por ser parte del mismo. A los diseñadores e Ilustrador, por creer aun que existen las escrituras en nuestros cielos, algunas constelaciones, alguna poética, algunos amores que vale la pena que dejen huellas en forma de letras.

UNIDAD 54 - FLORENCIO VARELA


Coordinadora: Lic. Bracco, Anabela


Equipo Editor:

Bonitabus, Macarena - Colombo, Indira - Gobello, Felipe - González, Marcela - Valen, Silvina


EDITORIAL


Nos entusiasma invitarlos a leer los escritos que han elaborado los jóvenes de la Unidad Penitenciaria Nº 54 de Florencio Varela, en el marco del Proyecto “Palabras que abren puertas”.

En el devenir de los encuentros, en este salir de a ratos, se generó un espacio en el que los jóvenes participantes pudieron, por momentos, traspasar las rejas y utilizar las palabras para encontrar otro camino ante lo que ellos mismos nombraron como repetición, pesadez, inercia de la rutina.

En un lugar donde las palabras no circulan y el silencio se convierte en soledad y/o en indiferencia del otro como tal, fueron posibles algunos movimientos: el encuentro con un silencio que emergía de la creación, donde las emociones y los afectos pudieron encontrar vías de expresión, así como el despliegue de características que combinaban lo coyuntural con lo singular, al cuestionar y cuestionarse en diálogo.

Las palabras, los dibujos, en sus diferentes esplendores, hablaron por, desde y para ellos, contaron sus historias, abrazaron recuerdos, y proyectaron futuros. Bajo el efecto sorpresa del “sin consigna” pudieron producir un pasaje de los escritos emanados desde la mente, dirigidos a los Otros desde el pensamiento, a escritos creados con el corazón, dirigidos hacia ellos mismos, a lo más profundo de su ser. Fue este un eje central del taller.

Nuestro deseo de estar ahí se transformó en huella a la hora de escribir esta editorial, a partir del intercambio que se generó con cada escritor. Por ello, quienes participamos como extensionistas y editores, queremos agradecerles a cada uno de los jóvenes que formaron parte de esta experiencia por dejarnos ser parte de su realidad presente, compartiendo con nosotros y con otros sus escritos en esta edición.

UNIDAD 9 - LA PLATA


Coordinacion: Avila, Andrea

Colaboracion: Dora, Javier


Editoras:

Iraola, Soledad - Tavella, Florencia - Troncoso, María Micaela - Viola, Aldana - Wernicke, Daiana


EDITORIAL


Los relatos presentados a continuación se enmarcan dentro del taller "Palabras que abren puertas" llevado a cabo en la Unidad n°9.

En su comienzo nos hallamos inmersos en un clima de incertidumbre tanto por parte de los internos como de las coordinadoras.

En cuanto a los primeros, ésta se puso de manifiesto al generarse un encuentro y una situación íntima entre ellos, una hoja en blanco y un "sin consigna" que los remitía a habilitarse en un espacio singular y, en contraposición a la dinámica homogeneizante de la institución, que promovía una posibilidad de historizar y con ello poder visibilizar cuestiones intrínsecas al cada quien.

Por nuestra parte y en cuanto al rol de coordinadoras que encarnamos, la incertidumbre se nos presentaba a partir de qué sería lo que el taller desplegaría y frente a qué reacción nos encontraríamos por parte de los internos en respuesta a nuestra propuesta.

Durante el transcurso del taller se pudieron reconocer cuestiones tales como la condición de "ser preso" o "estar preso", diferentes opiniones y puntos de vista sobre el qué hacer en un futuro al finalizar su condena, lo interesante de escuchar otras voces y que esas otras voces los escuchen a ellos y como denominador común este vínculo con el "afuera" que el taller de escritura genera.

Más allá de lo interesante del contenido de los escritos y la óptima respuesta frente a la consigna "escriban", la principal cuestión a resaltar es el efecto subjetivante e identitario de la palabra puesta en circulación. La capacidad de poder repensarse (o pensarse haciéndose a un lado por primera vez de la etiqueta "Rodríguez del pabellón 10") y dar lugar a sus deseos, angustias y la producción de sus propios discursos a partir de un "yo soy".

Esperamos se pueda vislumbrar algo de lo acontecido en el taller de escritura en las siguientes líneas producidas por los participantes.

Equipo editor

UNIDAD 1 - LISANDRO OLMOS

TALLER DEL VIERNES

Equipo Editor:

Contreras, Florencia - Coradini, María Montserrat - Ferraro, María Sol - González Bauer, Natalia - Lizzi, Maira


Colaboración:

Beltrame, Virginia


EDITORIAL


En un salón que nos daba la impresión de un colectivo por la distribución de sus asientos y espacios, empezábamos a viajar/transitar el proyecto “Palabras que abren puertas”. En nuestro recorrido descubrimos que este “colectivo” conectaba diferentes lugares de pertenencia: La Plata, Lomas de Zamora, Ensenada, Ciudadela, Coronel Mom, Tortuguitas, Moreno, Gualeguaychu, La Matanza, Concepción del Uruguay, Gonzales Chaves, entre otros… todos ellos reunidos cada viernes en la Unidad N°1 de Olmos. Cada uno llegó con su historia y su subjetividad para dar (se) lugar a cada encuentro, olvidando quizás por unas horas la rutina de cada día.

Transgredimos la barrera de los prejuicios y pudimos pensarnos y reconocernos –palabra y mates mediante- como pertenecientes a mundos que se unen más por sus semejanzas que por sus diferencias.

En cuanto al taller de escritura en particular, a partir de la consigna libre de que escriban lo que tengan ganas de escribir, surgieron escritos singulares en los cuales los participantes del taller desplegaron su subjetividad en historias, autobiografías, canciones, ficciones, poemas. Los silencios generados por la concentración en la escritura nos dieron la pauta de que han podido apropiarse de cada uno de los espacios compartidos, habitándolos, de la misma manera que lo hicimos nosotras, enriqueciéndonos cada vez. En este sentido, pudieron correrse del lugar de responder constantemente a directivas externas, habilitandose la posibilidad de elegir libremente qué deseaban plasmar en el papel.

El hallazgo fue que tenemos muchas más cosas en común de las que nos imaginábamos, y este fue uno de los aspectos que permitió que habitemos cada uno de los espacios de un modo único y especial.

UNIDAD 45 - MELCHOR ROMERO

Sección: P.I.A.T.J.A. "Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes-adultos"

Coordinadora: Andrea Avila


Equipo Editor:

Apezteguia, M Virginia - Rolon, M Jose - Ortiz, León Gerardo - López, Manuela - Cunningham, Stephianie


EDITORIAL


Palabras. ¿Que nos permiten? Habladas o escritas, están dotadas de una función.

Palabras que permiten “salir por un rato”, encontrarse quizá con algo del orden de lo desconocido, “despejarse”, pero… ¿de qué cosas? quizá miedos, incertidumbres, tristeza, transformadas en palabras, que habilitan un hacer con.

Y otras veces...dibujos. Grandes, pequeños. De flores, letras, paisajes, cárceles. De lápiz, remarcados, blancos. Dibujos que muestran, que esconden. Que dicen, que hablan, que se hacen de alguna forma, palabra.

A continuación los invitamos a leer las producciones realizadas por los jóvenes de la unidad 45, escritos que les han permitido, por medio de las palabras, conectarse con lo más profundo de su ser, un ser que muchas veces se encuentra olvidado, aplastado por la propia institución en la que se encuentran. Cabe destacar que dichas elaboraciones surgen de la propia asociación que los chicos realizaron a partir de encontrarse con un papel y una lapicera. Ese “sin consigna” que posibilita la apertura a un horizonte nuevo, dando lugar a un (re)encuentro con sus pensamientos y sentimientos.

En lo que respecta a nuestra experiencia como co- coordinadores, nos interesa remarcar la gratificación que nos dejó, el hecho de que los chicos se sientan agradecidos de encontrar un otro que esté dispuesto a escucharlos en su singularidad; un otro que los lea, no para evaluarlos, no para juzgarlos, sino para dar lugar a lo propio. Así mismo, el taller nos permitió revalorar el poder de la palabra, una herramienta indispensable en nuestra formación.

Escritas, habladas, las palabras en la medida en que son emitidas, tienden puentes, son canales de comunicación, modos de intercambio, posibilidades a un nuevo estar; puentes cuyo alcance no podemos delimitar pero sabemos que dejan huellas, un camino al cual poder volver.

UNIDAD 45 - MELCHOR ROMERO

SECTOR CASAS - REGIMEN SEMI ABIERTO

Coordinadora: Paola Del Giorgio (Lic. en Psicología, AGP del Patronato de Liberados)


Extensionistas:

Anabella Anahí Moretti - Ana Cecilia Rimada - Lucía Acosta - Wanda Ayelen Nahuelhuen - Milagros Clauser


EDITORIAL


En el presente capítulo se exponen los escritos realizados por los participantes del taller de escritura “Palabras que abren puertas”, realizado en la UP N° 45 de M. Romero, Sector CASAS, el cual cuenta con la particularidad de ser un régimen semi-abierto.

Entre los distintos escritos presentamos diversos géneros, los cuales fueron elegidos por sus autores como cuentos, poemas, relatos, que reflejan parte de la historia de los participantes, de sus días en la institución, de sus deseos y proyectos a futuro. Otras producciones están más abocadas a contenidos ficticios, que nos permiten abstraernos de las historias personales.

La consigna desde la que partimos, no contenía ningún tipo de normativa y consistía en que los participantes escribieran sobre lo que ellos quisieran y del modo en que ellos lo desearan.

Desde el marco en el cual nos ubicamos, proponemos al taller como un espacio donde la palabra circule, donde los participantes puedan dar lugar a algo novedoso, producir sus propios escritos, valorizando sus modos, desplegando sus singularidades, que permiten la diversidad de géneros y contenidos que este capítulo presenta.

Destacamos el trabajo de cada uno ya que desde el comienzo no fue fácil comenzar a escribir. Muchos expresaron que nunca habían escrito, sin embargo todos dejaron su marca en el transcurso de la primera parte del taller. Porque escribir no es para unos pocos, porque “todos podemos y queremos decir algo”. Esto generó sorpresa incluso a ellos mismos, ya que el leerse, produjo un gran impacto al darse cuenta de lo que fueron capaces de escribir.

Nuestro que-hacer allí, implicó promover un equilibrio entre la función de coordinación teniendo siempre presente el objetivo de que surjan producciones propias de los participantes. Es de suma importancia para nosotras tener la oportunidad de participar en tal taller, poder desplegar las herramientas con las que contamos y construir nuevas en torno a los emergentes que van surgiendo en el mismo.

Nos preguntamos, “¿Qué vías podemos encontrar dentro de la escritura?”, y parafraseando a uno de los integrantes del taller: “…empiezo a escribir sin pensar, y en un momento me escribí todo”.

Agradecemos a cada uno de los participantes, y los invitamos a leer sus producciones.

UNIDAD 1 - LISANDRO OLMOS

TALLER DEL MARTES

Equipo extensionista:

Cano, María Inés - Digüero, Mariana Ailin - Fortain, Valeria - Michelini, María Florencia


Colaboración:

Beltrame, Virginia


EDITORIAL


Incertidumbre, silencio y miedo nos invadieron en el comienzo. La sorpresa ante la recepción de la consigna nos motivó, nos hizo dar cuenta que no estábamos solas en este proceso.

Aquellos cuerpos sumisos y aquellas miradas tímidas, de pronto se transformaron en sujetos llenos de vida, asomaban en ellos esbozos de sonrisas.

Un espacio frío, de sillas amuradas, de paredes húmedas, se volvió cálido, permitió la libertad de expresión, un espacio en el que no existieron límites ni controles. El entusiasmo por el proyecto fue creciendo, para todos. Se posibilitó una escucha entre palabras, mates, risas, alfajores y tortas. Allí devino la imaginación y el encuentro.

La espera por que llegue el martes era compartida. Las dudas que nos acompañaron en el comienzo se esfumaban con sus respuestas, y así construimos juntos nuestro espacio.

De pronto, éste trascendió el aula, nos encontramos con palabras y dibujos que iban siendo creados en otros momentos, en otros lugares. Producciones que llegaron a nuestras manos para ser leídas, producciones que nos hicieron comprender que no hay barreras ni tiempos para el deseo de querer expresarse, de que éste se eleva ante cualquier opresión.

¿Acaso fuimos las mediadoras para que ese deseo de escribir se traslade a otros espacios, a otros momentos?

El hecho de saber que cada martes allí estaban esperándonos para poder ser leídos, escuchados, alojados, nos permite pensar que algo de eso sucedió.

Las excusas y los prejuicios que se planteaban en un comienzo: “No sé escribir” “No soy escritor” “¿De qué voy a escribir?”, se fueron desdibujando con el correr de los encuentros.

Compartimos con ustedes, entonces, las creaciones de internos que se transformaron en sujetos con nombres. Allí, en nuestro espacio, ya no eran números que debían ser contados.

El aula y la hoja en blanco ya no eran límites para el despliegue de lo singular. Las palabras abrieron puertas.

Equipo editor: Cano María Inés, Digüero Mariana Ailin, Fortain Valeria, Michelini María Florencia.

Solicite los ejemplares completos de las revistas en formato PDF

Dispositivo Palabras que abren Puertas

Facultad de Psicología | Secretaría de Extensión

Universidad Nacional de La Plata - Argentina

Cátedra Psicología Clínica de Adultos y Gerontes

Equipo Responsable

Mariela Sánchez - Directora
Eduardo Suárez - Codirector

Anabela Bracco - Coordinadora - Psicología
María Luz Zanghellini - Coordinadora - Psicología
Verónica Bustos - Coordinadora - Periodismo
Gabriel Andrés Morini - Coordinador - Periodismo

Andrea Alejandra Avila - Articulación Territorial
María Nerina Zarranz - Articulación Territorial
Ana Paola Del Giorgio - Articulación Territorial